septiembre 16, 2021 5:28 am

Gestión empresarial: qué es y aspectos clave

Share on facebook
Share on twitter
Share on linkedin
Share on whatsapp
Gestión empresarial: qué es y aspectos clave

Abordamos el tema de la gestión empresarial: qué es y aspectos clave, siendo un proceso estratégico, donde se maneja los recursos de la empresa para aumentar su productividad.

Gestión empresarial la clave del éxito

Son los múltiples factores internos y externos que condicionan el éxito de un negocio, las personas que administran una empresa deben tener amplios conocimientos y habilidades para mantener y hacer crecer una compañía.

 Pero más del 90% de los fracasos empresariales se debe a una mala gestión y en la toma de decisiones inoportunas.

Este porcentaje ha crecido con el auge de las nuevas tecnologías, que provoca que las ventajas competitivas sean efímeras. Ante este panorama, las empresas se ven obligadas a innovar constantemente, sin perder la esencia de su marca, para sobrevivir y no ser devoradas por la competencia.

En esto contexto cobra especial relevancia la gestión empresarial de los directivos y propietarios.

La gestión empresarial es el conjunto de redituables para la empresa, es decir, medidas y estrategias que buscan mejorar la productividad y la competitividad de ésta.

Su función la desempeñan consultores, directores y gerentes. La clave del éxito de un negocio depende en gran parte de una gestión eficiente, y un nivel de comunicación adecuado, que ayude a identificar los factores que influyen en el mejor resultado de la empresa y también a encontrar problemas a tiempo para solucionarlos.

Qué es la gestión empresarial

Gestión empresarial es una actividad orientada a mejorar la competitividad y productividad una empresa o negocio. Es importante que la gestión empresarial mida también los resultados, para verificar los progresos sobre las variables.

La gestión empresarial supone asumir la organización, administración, y funcionamiento de una empresa.

Debe darse el valor que les corresponde a las distintas actividades incluidas dentro de la gestión empresarial, como son la realización de cobros y pagos, el control presupuestario, la gestión financiera, la tesorería, la coordinación del personal, la gestión de los recursos, y la gestión del capital de la empresa.

Hay una convicción de que una parte importante de los fracasos en los primeros años de emprendimiento, es precisamente el escaso tiempo que se dedica la gestión empresarial. 

Dedicar tiempo a la gestión empresarial permite prever situaciones y obtener soluciones, que, de otra forma, quizá la empresa pueda irse al fracaso.

Las funciones de la gestión empresarial, al igual que muchas otras funciones dentro de la empresa, se basa en cuatro herramientas principales:

Plan de negocios: conjunto de actividades relacionadas entre sí para el desarrollo de una compañía con el objetivo de alcanzar las metas previstas. Es una guía que facilita la creación o el crecimiento de la misma.

Estructura del negocio: desde la organización de recursos humanos determina las responsabilidades que le corresponden a cada persona dentro de una empresa y la constitución jurídica de la compañía.

Contabilidad: estudia los movimientos financieros de una entidad durante un periodo de tiempo determinado.

Lista de comprobación: guía que sirve para preparar un plan de negocios completo y para determinar si el objetivo inicial tiene visos de cumplirse.

Gestión empresarial: aspectos clave

Estos son los aspectos clave para tener una buena gestión empresarial en una compañía:

  Mantener una planificación realista

Planificar es fijar el rumbo, y aunque haya razones para pensar que el negocio será un éxito, la prudencia es la norma a seguir.

Fijar metas pocos realistas puede conducir a tomar malas decisiones: como, por ejemplo, una gran compra anticipada de inventario y que la previsión en las ventas no se materialice; el efecto inmediato es un desajuste en el flujo de dinero, poniendo el riesgo el pago a empleados y proveedores.

Gestionar el presupuesto

El presupuesto es una herramienta que sirve para planificar, coordinar y controlar los ingresos y gastos de un negocio. Su gestión implica hacer seguimiento a su ejecución en el tiempo e informar para la toma de decisiones.

El responsable de la gestión empresarial debe evaluar las causas de las desviaciones presupuestarias; por lo general se refieren a retrasos en la ejecución de las actividades y previsiones insuficientes.

No descuidar el Marketíng y las ventas

El marketing es una actividad que debe ser permanente. Los responsables de la gestión empresarial, suelen en ocasiones de bonanza, concentrar todos sus esfuerzos en producción; el problema aparece cuando la economía marcha mal, sino se ha hecho el trabajo de marketing se puede perder mercado.

Comprender las finanzas

Uno de los objetivos de todo negocio es crecer. Pero para hacer nuevas inversiones, adquirir inventario comprar equipos se requiere dinero. Por lo general, se debe acudir al financiamiento; pero si los responsables de la gestión empresarial no tienen conocimiento sobre los indicadores financieros.

Para una buena gestión empresarial se requiere conocer las herramientas financieras para optimizar el uso del dinero.

Aprender a delegar

Saber optimizar el tiempo es clave para la gestión empresarial. Cuando no se confía en los subordinados la consecuencia inmediata es la sobrecarga de trabajo; el gerente no les dedicará el tiempo suficiente a las otras áreas estratégicas ni a la planificación futura.

Cuando se sabe delegar, se beneficia al empleado y al negocio; el responsable de la gestión empresarial puede producir más y con mejor calidad.

Leíste: Gestión empresarial: qué es y aspectos clave, te recomendamos: Sostenibilidad: la tendencia en modelos empresariales

Te invitamos a que nos sigas en Twitter con toda la información en tiempo real de Busines-Latam: https://twitter.com/business_latam y en Facebook en: https://www.facebook.com/businesslatamweb/

 

Business Latam

Business Latam

Post Relacionados

Posts Recientes

Síguenos